Las personas con diversidad funcional, LGBT+, racializadas o migrantes, las minorías religiosas, culturales, nacionales o étnicas carecen de los privilegios de los grupos sociales dominantes con respecto a su acceso y control de los contenidos de los medios de comunicación. El artículo 2.2 de la “Declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas” de la Organización de Naciones Unidas  dispone que “las personas pertenecientes a minorías tendrán el derecho de participar efectivamente en la vida cultural, religiosa, social, económica y pública”. Tal y como señala Hartley (2012) los grupos minoritarios señalan las dificultades de acceso a los medios de comunicación que sufren y que, como resultado, son incapaces de establecer su punto de vista en la opinión pública, incluso cuando se consigue el acceso suelen decepcionarse por la cobertura que reciben[1]. No se debe olvidar el papel que los medios de comunicación tienen no solo como informadores sino también como creadores de marcos interpretativos, de modelizadores de conciencia. El análisis de estos marcos, además de pertinente, es necesario y fundamental para comprender la representación que se está haciendo de los grupos minoritarios en ellos, pero también para demandar la representación que estos grupos pueden hacer de sí mismos y de su entorno a través de una práctica mediática autónoma.

Desde una perspectiva interseccional estas categorías sociales están interrelacionadas y sus respectivos sistemas de opresión, dominación o discriminación se combinan y retroalimentan para contribuir a la desigualdad social. Son muchos los interrogantes que se plantean. ¿Cuál es la imagen que se da de estos grupos minoritarios en los medios de comunicación? ¿Quiénes y cómo se están haciendo cargo de esta representación? ¿Cómo se están abordando estos grupos minoritarios y estigmatizados en los medios de comunicación? ¿Es diferente la representación en formatos de ficción y de no ficción tradicionales y en los nuevos formatos híbridos transmedia? El presente monográfico se presenta abierto a diversas propuestas en las que se analice la representación de los grupos minoritarios en los citados formatos, así como en el periodismo y en el audiovisual (medios televisivos, fotográficos, radiofónicos, transmediáticos…). Se pretende así investigar si la imagen que ofrece el nuevo sistema mediático acerca de estos grupos va más allá del consabido círculo vicioso que retroalimenta la infrarrepresentación y la estigmatización.

En esta llamada (call for papers), la revista académica Disertaciones busca artículos originales en comunicaciones sobre grupos minoritarios y estigmatizados. Se sugieren los siguientes ejes de reflexión, lo que no excluye que otras propuestas sean bienvenidas:

  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de personas LGTB+.
  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de personas con diversidad funcional.
  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de minorías religiosas.
  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de personas migrantes y/o racializadas.
  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de minorías nacionales o étnicas.
  • Representación, recepción y acceso a medios de comunicación de minorías culturales.

Fecha límite de envío de manuscritos: 15 de enero de 2021.

Los artículos aceptados antes de la publicación del número en enero de 2022 serán publicados en la web de la revista en formato preprint.

 

Coordinado por María Marcos Ramos (mariamarcos@usal.es) y Beatriz González de Garay (bgonzalezgaray@usal.es), de la Universidad de Salamanca (España).

 

[1] Demands for broadcast access are based on a reflection theory of the media – that is, that the media ought to reflect the plurality of different groups, poli]cs or lifestyles that can be iden]fied outside the media in social life. Many groups argue that their access to television is blocked and that as a result they are unable to establish their point of view into the public mind. The assump]on o.en is that the blockage is caused by a more or less deliberate conspiracy by the media to exclude them. Even when access is achieved, ‘minority groups’ are o.en disappointed with the coverage they receive.