La pregunta, eje de la investigación. Un reto para el investigador

Carlos Enrique Trillos Peña 1
Universidad del Rosario, Colombia

La pregunta, eje de la investigación. Un reto para el investigador

Revista Ciencias de la Salud, vol. 15, no. 3, 2017

Universidad del Rosario

Estas líneas constituyen una reflexión sobre lo que significa la pregunta de investigación y su importancia, tema que los profesores y tutores de investigación nos mencionan insistentemente en sus clases y desde el comienzo de todo proyecto. ¿Por qué tanta insistencia de nuestros maestros? Al dar nuestros primeros pasos en la investigación y a medida que adquirimos experiencia entendemos mejor.

La investigación científica en salud es una mezcla de arte y ciencia que debe generar y transformar el conocimiento, y enfocarse en la producción de resultados y hallazgos que benefician a las personas y las comunidades con responsabilidad social, en un marco de respeto y bioética. La investigación nace de preguntas que tienen su origen en el hombre primitivo, cuando surge como ser pensante con interrogantes sobre su entorno amenazador y competitivo. Al obtener respuestas puede adaptarse, sobrevivir, evolucionar y trascender a través de los tiempos (1).

Con el desarrollo y la evolución de la ciencia cada vez conocemos más sobre la naturaleza y el universo; con este mayor conocimiento disponemos de un mayor detalle de los fenómenos estudiados y de más herramientas para continuar con su estudio, lo cual aumenta la complejidad y a su vez puede dificultar el planteamiento de problemas de investigación y buenas preguntas, es decir preguntas claras, sencillas, no ambiguas y contundentes.

Una pregunta es el inicio y el eje de la investigación, no es solo un asunto semántico o de redacción (2). Para hacer buenas preguntas debemos hacerlas como lo hacen los niños, de manera espontánea y sencilla sobre situaciones del día a día o de temas de interés particular. El investigador debe conservar la curiosidad y grado de asombro de un niño con un reto adicional: conocer muy bien el contexto, los antecedentes y las experiencias que han tenido otros colegas sobre la investigación planteada sin que se pierda su esencia y naturalidad.

La pregunta parte del problema de investigación que es una brecha en el conocimiento entre lo que es en la realidad y lo que debería ser, es algo que debe resolver el científico. Este interrogante nos guía hacía lo que se debe investigar (3, 4). El éxito de un proceso de investigación está relacionado con la habilidad del investigador para traducir un problema en una buena pregunta (5). El planteamiento del problema debe ser sólido y no obedecer a lo primero que se nos ocurre, su calidad normalmente varía según el recorrido y momento de la vida de cada científico, tiende a ser mayor cuando el científico tiene más experiencia pues selecciona problemas factibles con grandes aportes al conocimiento (6).

Una buena pregunta nos da las pautas para justificar de forma sólida la investigación, orienta la adecuada redacción de los objetivos, define el diseño y guía la metodología y el análisis. De una pregunta principal surgen preguntas complementarias o secundarias (7) que igualmente orientan el planteamiento de objetivos específicos y el detalle de un buen plan de análisis.

Un artículo de investigación original y de calidad debe permitir al lector entender fácilmente la pregunta y seguir una secuencia coherente desde el título, los antecedentes y la metodología hasta los resultados, en la que muestra la respuesta a la misma. La pregunta debe ser revisada en la discusión y presentada claramente en las conclusiones.

Los criterios para plantear una buena pregunta de investigación se resumen con el acrónimo FINER, palabra construida a partir de la primera letra de cada uno de los criterios en inglés, cuya traducción al español tienen la misma letra inicial de su idioma original (7):

Otro acrónimo relacionado con la pregunta, que ayuda a verificar componentes claves y nos ayuda a garantizar que esta sea de buena calidad, es la palabra PICOT, por las iniciales en inglés de cada uno de sus componentes (2, 7, 8, 9):

La estructura PICOT de una pregunta de investigación está dirigida a estudios de intervención, revisiones sistemáticas y metaanálisis de intervenciones. Para estudios en los que se estudia una exposición en lugar de una intervención, el acrónimo PICOT se modifica: la I se reemplaza con la E, que se refiere a Exposición o Exposure en inglés y se forma la palabra PECOT (8).

Aun cuando hemos visto la importancia de la pregunta de investigación pues incide en el diseño, los métodos, el análisis y los resultados (8), esto no siempre se refleja en las publicaciones de investigaciones originales, como se observa en dos artículos que revisan el tema:

Es importante recordar que preguntas sencillas, claras e informativas guían la arquitectura del diseño de los estudios epidemiológicos (4) que según el problema pueden plantear la necesidad de describir, comparar o buscar asociaciones entre dos o más variables, lo cual permite definir el análisis estadístico con abordajes descriptivos, bivariados o multivariados (10), así como definir procesos exploratorios, de predicción o de intervención (11).

En el presente número tenemos ejemplos de los estudios originales con interesantes preguntas de investigación que plantean diferentes enfoques metodológicos:

Esta reflexión invita a los lectores, especialmente a los que están en formación como investigadores, a que estructuren y revisen muy bien la pregunta, la soporten con una amplia revisión y conocimiento del tema que se desea estudiar, y sean cuidadosos al redactarla sin que los aspectos semánticos y gramaticales los distraigan del planteamiento del problema de investigación. En la medida en que la pregunta sea sencilla, clara y no presente ambigüedad será una verdadera guía y columna de todo el proceso de investigación.

Referencias

1.. 1. Pardo G, Cedeño M. Orígenes, evolución de la ciencia y formas de conocimiento. En: Investigación en salud. Factores sociales. Bogotá: McGraw-Hill Interamericana, S.A.; 1997. p. 1-27.

2.. 2. Farrugia P, Petrisor BA, Farrokhyar F, Bhandari M. Research questions, hypotheses and objectives. Can J Surg. 2010;53(4):278-81.

3.. 3. Pineda E, de Alvarado E, de Canales F. Problema y objetivos. ¿Qué investigar? En: Metodología de la investigación. 2a. ed. Washington, D.C.: Organización Panaméricana de la Salud; 1994. p. 39-54.

4.. 4. Trillos C. Conceptos básicos de epidemiología. En: Fundamentos de salud pública Tomo III Epidemiología básica y principios de investigación. 3a. ed. Medellín: Corporación para Investigaciones Biológicas; 2016. p. 7-36.

5.. 5. Thabane L, Thomas T, Ye C, Paul J. Posing the research question: Not so simple. Can J Anesth Can Anesth. 2009;56(1):71-9.

6.. 6. Alon U. How to choose a good scientific problem. Mol Cell. 2009;35(6):726-8.

7.. 7. Cummings S, Browner W, Hulley S. Conceiving the research question. En: Designing clinical research. 3rd. ed. Philadelphia, USA: Lippincott Williams & Wilkins; 2007. p. 17-26.

8.. 8. Mayo N, Asano M, Barbic SP. When is a research question not a research question? J Rehabil Med. 2013;45(6):417-22.

9.. 9. Manrique R. Práctica basada en la evidencia. En: Fundamentos de salud pública Tomo III Epidemiología básica y principios de investigación. 3a. ed. Medellín: Corporación para Investigaciones Biológicas; 2016. p. 231-44.

10.. 10. Morgan G, Harmon R. Research questions and hypotheses. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 39(2):261-3.

11.. 11. Booth A. Clear and present questions: formulating questions for evidence based practice. Libr Hi Tech [Internet]. 2006 [citado 24 de julio de 2017]; 24(3):355-68. Disponible en: http://www.emeraldinsight.com/doi/abs/10.1108/07378830610692127

Notas de autor

1 MD, MSc