Contenido principal del artículo

Yann Basset
Amira Abultaif Kadamani

Pese a todas sus imperfecciones, la democracia es la doctrina política más arraigada en el mundo por cuanto le permite a una comunidad —al menos conceptualmente— levantar su voz y garantizar la práctica de derechos individuales y colectivos, sin distingo de condiciones. Pero para que funcione requiere de voluntades hechas acción, y eso parece tener nombre y apellido en la palestra electoral: voto obligatorio.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo