Contenido principal del artículo

Adriana Maldonado
Magda Paéz Torres

Solos o en grupo, los pájaros suelen alegrar con sus cantos la vida en el campo, y hasta romper —por momentos— la rudeza de las ciudades. Sin embargo, detrás de sus dulces melodías se esconden particularidades que revelan que, humanos y animales, quizás comparten más rasgos de los meramente perceptibles. Una investigación adelantada por la profesora Adriana Maldonado, de la Universidad del Rosario, y los investigadores Gustavo Alarcón Nieto, James Klaveras Irby y Damien Farine, del Instituto Max Planck de Comportamiento Animal, en Alemania, refuerza la hipótesis de que las sociedades animales no son tan estables como se consideraba anteriormente.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo