La cultura ambiental en la prensa venezolana

Quiñónez, H. (2009). La cultura ambiental en la prensa venezolana: Estudio de los diarios El Nacional y El Universal (2000 – 2004). Anuario Electrónico de Estudios en Comunicación Social "Disertaciones", 2 (2), Artículo 6. Disponible en la siguiente dirección electrónica: http://erevistas.saber.ula.ve/index.php/Disertaciones/

Volver a la lista de articulos

La cultura ambiental en la prensa venezolana:
Estudio de los diarios El Nacional y El Universal (2000 – 2004)

ENVIRONMENTAL CULTURE IN VENEZUELAN PRESS:
A STUDY TO THE NEWSPAPERS EL NACIONAL AND EL UNIVERSAL (2000 & 2004)

* Quiñónez, Herly , Profesora de la Universidad de Los Andes - Venezuela

 

Indice

 

  • RESUMEN

La difusión y divulgación de la información ambiental es el propósito del Periodismo Ambiental y con él, de acuerdo a sus teóricos, se busca contribuir con la Cultura Ambiental. Ésta es entendida como el conocimiento, las aptitudes y los valores de los ciudadanos frente al Ambiente como espacio sociocultural y natural. La presente investigación se plantea como objetivo analizar la cultura ambiental en los diario venezolanos El Nacional y El Universal durante los años 2000 y 2004, a partir de las categorías propuestas por Aceves (2003) y estudiando los géneros periodísticos con temas ambientales, información visual y fuentes. También se evalúa la explicación de términos científicos. En el año 2000 ambos diarios dedican el mayor número de unidades de análisis de la información ambiental a Contaminación, Desastres Naturales, Desechos y Lluvias. La fuente dominante es Gobierno. Escasamente se explican causas y consecuencias, rara vez se ofrece la solución al problema ambiental. En el año 2004 se nota un comportamiento similar y otros temas ocupan más espacio que en el 2000: Extinción, Políticas Ambientales, Cambio Climático y Lemna sp. También son divulgados a través de géneros periodísticos, como la noticia y el reportaje, problemas de fauna y flora, así como reportajes informativos de conservación. Se concluye que los medios venezolanos están incrementando el número de informaciones ambientales con los elementos que podrían ayudar a la cultura ambiental de los lectores.

Palabras clave: Cultura ambiental, Periodismo Ambiental, Géneros periodísticos.

Recibido: 20 de noviembre de 2009
Aceptado: 5 de diciembre de 2009

 

  • ABSTRACT

The objective of Environmental Journalism is the distribution and exhibition of environmental news and information, as long as –according to theorists- it contributes with an environmental culture. This last term could be defined as the knowledge, aptitudes, and values tha citizens have about the Environment, as a socialcultural and natural space. The objective of this research is to analyse the environmental culture in two Venezuelan newspapers (El Nacional and El Universal) during 2000 and 2004. For this purpose we used the categories suggested by Aveces (2003) and we studied the journalism genres placed on these media, as well as the explanation of scientific concepts. In 2000, both of the newspapers dedicated most of the environmental information to (i) pollution, (ii) natural desasters, (iii) waste, and (iv) rains. The main source was the Government. We noticed tha causes and consequences were barely explained, and the information seldom offered a solution to environment damage. In 2004, We observed a similar media behavior, but other topics were included like (i) extinction, (ii) environmental policy, (iii) global warming, and (iv) Lemna sp. Also there were included news and reports about fauna and flora. We concluded that media in Venezuela are inceasing the number of environmental information with elements that could favor environmental culture of readers.

Key words: Environmental culture, environmental Journalism, Journalism Genres.

Submission date: November 20th 2009
Acceptance date: December 5th 2009

 

volver arriba

1. Introducción

Durante este siglo la preocupación ambiental ha aumentado en el globo terráqueo. La inquietud fundamental para los ambientalistas es la destrucción de los recursos naturales y la forma de conservarlos a través de su uso racional, y con la aplicación de los planes diseñados para las diferentes áreas geográficas. El problema ambiental abarca desde los desechos sólidos, el deterioro de las cuencas, la tala de los bosques, la seguridad alimentaria hasta los diferentes tipos de contaminación; sólo por nombrar algunas consecuencias de la intervención humana.

El ambiente al ser la relación entre la sociedad y la naturaleza comprende diversas áreas: fauna, flora, conservación, políticas, legislación, contaminación, espacios artificiales, entre otras. Es importante apuntar la función de las Ciencias Ambientales al tenerlo como objeto de estudio; éstas conjugan disciplinas como: Ecología, Biología, Botánica, Geografía, Física, Química y hasta Sociología. La intertransdisciplinariedad es fundamental para comprender lo que ocurre en y con el ambiente.

La difusión y divulgación de la información ambiental es el propósito del Periodismo Ambiental –subsistema del Periodismo Científico- y con él, de acuerdo a sus teóricos, se busca contribuir con la Cultura Ambiental. En Venezuela, al igual que en casi todos los países de América Latina, la información ambiental recibe diferente tratamiento periodístico, el cual se enfrenta a la rapidez propia del periodismo.

A partir de esta inquietud en torno a la problemática ambiental, este trabajo se plantea las siguientes interrogantes: ¿La información ambiental publicada en los periódicos contiene elementos que contribuyen con la cultura ambiental? ¿Cómo es la cobertura de los medios de comunicación impresos de circulación nacional en Venezuela a la información ambiental? y ¿Cuál es el tratamiento periodístico que recibe esta información en dos medios impresos con circulación nacional en Venezuela?

La información ambiental tiene una forma y función en los medios de comunicación (impreso, radio, televisión y digital) que, de acuerdo a Calvo (1997), radica en la sensibilización por el ambiente; de allí que el objetivo de este estudio es: analizar la cultura ambiental en los diarios El Nacional (EN) y El Universal (EU) durante los años 2000 y 2004, a partir de cinco categorías y contrastarla con los tipos de géneros periodísticos, titulares, información visual y fuente informativa. Ambos diarios fueron seleccionados por su antigüedad. El primer número de El  Nacional aparece el 3 de agosto de 1943 y tiene un tiraje aproximado de 190 mil ejemplares diarios y 290 mil el domingo (estimado). El primer número de El Universal apareció el 23 de abril de 1909 y tiene un tiraje de 180 mil ejemplares diarios y 280 mil el domingo (estimado).

El presente artículo, titulado La Cultura Ambiental en la prensa venezolana, consta de una discusión teórica sobre Periodismo Ambiental y Cultura Ambiental, la explicación metodológica del estudio y el análisis de los resultados.

volver arriba

2. Periodismo ambiental y cultura ambiental

La preocupación ambiental pareciera aumentar diariamente. En las agendas mundiales y locales el tema adquiere más preponderancia al ser discutido entre los ciudadanos, medios de comunicación, legisladores y gobierno. La conservación y cuidado del ambiente es un problema global que afecta a la humanidad, de allí que el Periodismo tenga la responsabilidad de informar, denunciar y divulgar todo lo concerniente a él. Esto se hace a través del Periodismo Ambiental.

Ante esta latente preocupación, la inquietud surge en torno al tratamiento que dan los medios de comunicación impresos en Venezuela a la información ambiental, las funciones que están cumpliendo y la responsabilidad que han asumido en torno a la cultura ambiental de los ciudadanos.

Entendiendo al Periodismo como una actividad intelectual que busca, recopila, jerarquiza, organiza, redacta y publica información, Bacchetta (1999) sostiene que el Periodismo Ambiental es el tratamiento a través de los medios masivos de comunicación de los temas relacionados con el ambiente. Considera los efectos de la actividad humana, desde la ciencia y la tecnología en particular, sobre el planeta y la humanidad. Para el autor, debe contribuir por lo tanto a la difusión de temas complejos y al análisis de sus implicaciones políticas, sociales, culturales y éticas.

Diferentes acepciones han otorgado autores mexicanos y españoles a partir de los términos: ecológico, medioambiente y ambiente. Sin embargo, de acuerdo a las definiciones propuestas por la Ciencia Ambiental se entiende por ambiente a la relación entre la naturaleza y la sociedad. Entonces dicha conceptualización sirve de base para la construcción del Periodismo Ambiental, el cual se deriva del Periodismo Especializado que surgió como necesidad para explicar a los ciudadanos los procesos y consecuencias de los diferentes problemas de su entorno.

Sobre lo qué es el Periodismo Ambiental Ferrer expresa:

El Periodismo Ambiental ha sido definido como una especialidad periodística que se ocupa de la actualidad relacionada con la naturaleza y el medio ambiente, especialmente de aquellos aspectos que relacionados con la degradación del entorno y los riesgos a corto o mediano plazo para la humanidad, como el calentamiento climático, la destrucción de la biodiversidad, el agotamiento de los recursos hídricos, la desertificación del planeta, entre otros (Ferrer, 2003: 192).

Rekondo (cp. Hernando, 2004: 6) señala que el Periodismo Ambiental es: “Un periodismo en el que se establecen complicidades con el ciudadano, un periodismo de apelación constante a las actitudes y comportamientos de las personas, que invita a la acción, a la modificación de conductas”. Este autor indica que el Periodismo Ambiental busca modificar las actitudes y comportamientos frente al ambiente y es -a partir de esta definición- que se establece su relación con la cultura ambiental de los ciudadanos.

Para Joaquín Fernández (2003) los temas del Periodismo Ambiental son: 1. Residuos: urbanos, industriales, agrícolas, hospitalarios, nucleares, suelos contaminados. 2. Agua: ríos, contaminación, plantas. 3. Bosques: incendios. 4. Protección de la naturaleza: fauna, flora, recursos naturales, tráfico de animales. 5. Mares: pesca, especies, contaminación, ballenas. 6. Suelos: contaminación, desertificación. 7. Energía: alternativas, nucleares, eólica, solar. 8. Transporte: actual y del futuro. 8. Atmósfera. 9. Agricultura. 10. Problemas urbanos: ruidos, contaminación de las ciudades, zonas verdes, pérdida del patrimonio arquitectónico. 11. Turismo. 12. Impacto ambiental. 13. Nuevas tecnologías. 14. Gestión ambiental.

Ferrer y Fernández coinciden en algunos temas del Periodismo Ambiental, especialmente, aquellos vinculados con el agua, el cambio climático y protección de la naturaleza o biodiversidad. Sobre la formación de periodistas sobre los temas ambientales, Garza Almanza explica:

 Esta preocupación formativa ha surgido primero en los países más desarrollados, en los Estados Unidos, más de 25 universidades ofrecen desde cursos, talleres, hasta licenciaturas y doctorados en comunicación científica, periodismo científico, escritura ambiental, periodismo ambiental, dirigido a periodistas, investigadores, o a personas interesadas que quieran aprender a escribir sobre asuntos de la ciencia, ambiente, o a hacer divulgación (Garza Almanza, cp. Alcoceba Hernando, 2004: 4).

Apartando la premisa básica del periodismo de informar, el profesional del periodismo ambiental tiene la responsabilidad de cumplir otros objetivos como denunciar, divulgar y difundir información para la prevención de los problemas ambientales.

Calvo (1997: 127) propone ciertas misiones o tareas de los periodistas y divulgadores que deben realizar para contribuir con el ambiente: 1. Crear conciencia ambiental en los ciudadanos. 2. Divulgar los grandes problemas de este campo: necesidad de evitar la contaminación irresponsable, el consumismo sin medida, la conversión de los campos en vertederos, las tecnologías contaminantes, entre otros 3. Sensibilizar a gobiernos, administraciones y autoridades. 4. Llevar al ánimo de la gente la preocupación por proteger la flora y la fauna y por el ahorro del agua. 5. Crear conciencia pública de la necesidad de conseguir un equilibrio entre industrialización y ambiente. 6. Contribuir al desarrollo de una educación ambiental de carácter informal para la población que no tiene acceso a los niveles educativos. 7. Insistir en la necesidad de incorporar evaluación del impacto ambiental en los proyectos económicos e industriales, en la programación de inversiones y en la planificación regional y nacional. 9. Exponer el valor del paisaje, no sólo en su aspecto estético sino como “un recurso de enorme importancia económica y social” (González, cp. Calvo, 1997: 128). 10. Explicar el papel de la tecnología en nuestra civilización, tanto su aspecto positivo de la elevación de la calidad de vida como en sus limitaciones y repercusiones.

En cuanto a los objetivos Trellez (cp. Solano, 2001) señala: 1.Formar y despertar conciencia ambiental. 2. Generar conocimientos en la gente y grupos sociales para ganar una comprensión básica del ambiente en su totalidad. 3. Fomentar actitudes en la gente y grupos sociales basadas en la adquisición de valores sociales y de un profundo interés por el ambiente, que los impulse a participar activamente en su protección y mejoramiento. 4. Descubrir y cultivar las aptitudes de la gente para resolver problemas ambientales, por sí mismas y colectivamente. 5. Estimular la participación, al ayudar a la gente y a los grupos sociales a profundizar su sentido de responsabilidad y expresarlo decididamente en la búsqueda de alternativas para lograr una relación sociedad-naturaleza equilibrada, con miras hacia el desarrollo sostenible. 6.  Desarrollar la capacidad de la gente y grupos sociales para evaluar los recursos, en función de factores ecológicos, políticos, económicos sociales, estéticos y educacionales.

A la cultura ambiental en primer lugar hay que entenderla como una dimensión de la cultura.

“Se caracteriza por el tipo de relaciones que el hombre y la sociedad establecen con la naturaleza. Cuando el sistema de valores materiales y espirituales se construye por la humanidad a partir de un desarrollo racional de las fuerzas productivas basadas en necesidades reales de la sociedad, esta se orienta hacia el desarrollo sostenible”. (Roque, 2003).

La cultura ambiental es reconocida como una construcción constante que refleja el uso de los recursos naturales por el ser humano, y su grado de responsabilidad hacia el entorno (Motta, 1994; Zaragoza, 1998, cp. Mata, 2004).

Lo que señalan Calvo y Tellez sobre crear conciencia ambiental, generación de conocimientos para una comprensión del ambiente la protección de la flora y fauna y por el ahorro del agua, educación ambiental, contribuir con el desarrollo de las capacidades de la población para evaluar los recursos naturales, exponer el valor del paisaje y la explicación del papel de la tecnología son tareas relacionadas con la cultura ambiental. Con la información ambiental los ciudadanos conocerían el uso de los recursos naturales y su responsabilidad frente al ambiente.

A partir de estas definiciones, se puede establecer la importancia de la relación sociedad-naturaleza para comprender la cultura ambiental y la responsabilidad de los seres humanos con el ambiente. La cultura ambiental es entendida como la relación, el conocimiento y las actitudes de los ciudadanos frente al ambiente como espacio sociocultural y natural.

volver arriba

 

3. Metodología

Se realiza un estudio descriptivo que “busca especificar las propiedades, las características y los perfiles importantes de personas, grupos, comunidades o cualquier otro fenómeno que se someta a un análisis (Danhke, 2000, cp. Hernández et al., 2003: 117). Esto con el propósito de intentar una aproximación de la medición de la cultura ambiental en la prensa venezolana. Se revisaron todos los ejemplares de los años 2000 y 2004 y se analizaron todas las unidades vinculadas con la temática ambiental (internacional, nacional y regional) desde el 1º de enero hasta el 31 de diciembre de cada año. En este caso, cuando no existe una muestra y el universo se convierte en la población, se refiere a estudios de censo. “Sólo cuando queremos realizar un censo debemos incluir en el estudio a todos los sujetos del universo o población” (Hernández et al., 2003: 300).

El año 2000 se seleccionó porque el año anterior ocurrió un desastre natural conocido como vaguada (estado Vargas-Venezuela) y se registró un alto porcentaje de centímetros en la cobertura de temas ambientales y el año 2004 porque en el Lago de Maracaibo (estado Zulia-Venezuela) se presentó un problema ambiental con la aparición de la Lemna Sp.

Se asume que la medición de la cultura ambiental en la prensa no es tarea sencilla, sin embargo se hace un esfuerzo a partir de la categorización tomada de los autores del periodismo ambiental y cultura ambiental.

Para el análisis se estudian los dos diarios, a partir de las categorías propuestas por Aceves (cp. Roselló y Del Toro, 2005: 1). Información actual del tema y mensaje accesible (lenguaje): en este sentido se analiza cada unidad y dentro de ella la información novedosa sobre el tema tratado en el género periodístico, así como la explicación de términos científicos, en este caso, aquellos relacionados con las ciencias ambientales. 2. Explicación del problema y posibles soluciones: se estudia si existe la definición del problema ambiental y las soluciones en las unidades analizadas 3. Soluciones prácticas: son aquellas que pueden ser ejecutadas en el corto y mediano plazo. A la propuesta de Aceves, se añade la prevención de los problemas ambientales: se buscaron en las unidades las medidas que ayudan a prevenir los problemas. También se estudia. Además son analizados los géneros periodísticos con temas ambientales y se establecen categorías: géneros periodísticos, titulares, fotografías.

volver arriba

4. Discusión de los resultados

Tras la vaguada del estado Vargas en el año 2000 los periódicos dieron cobertura periodística a este desastre natural desde diferentes perspectivas, una de ellas la ambiental. Durante ese año El Nacional (EN) publicó 234 unidades relacionadas con el ambiente y en El Universal (EU) aparecieron 198. En el 2004 El Nacional publicó 125 unidades y El Universal 107. El 2000 registra el número más alto debido a la vaguada de Vargas.

 

4.1 Año 2000

En cuanto a la morfología de las unidades de análisis, se estudian los géneros periodísticos (informativos, interpretativos, de opinión, investigación y precisión). En el año 2000, EN de las 234 unidades de análisis 166 son noticias y el resto se distribuye en reportaje, entrevista, crónica, reseña, artículo de opinión, editorial y viñeta. Mientras que EU de las 198 unidades, 103 corresponden al género noticia y el resto se distribuyen en reportaje, entrevista, crónica, reseña, artículo de opinión y editorial.

En las noticias los elementos de la cultura ambiental seleccionados en este estudio son escasos. Debido a su extensión y características propias, el reportaje es el género donde se más se evidencian estos elementos. Sin embargo, la solución del problema ambiental y la explicación de términos ambientales es el elemento que menos se encuentra en los géneros periodísticos. En cuanto al lenguaje, EN usa más recursos literarios para explicar el problema a los lectores.

Entre las temáticas abordada para la noticia. Ambos periódicos usan la noticia para informar sobre: estado del tiempo y anunciar lluvias, disposición de desechos, niveles de contaminación, agua potable, movimientos sísmicos, inundaciones, muerte de especies, uso de playas, y actualidad sobre la vaguada del estado Vargas. El reportaje, el segundo género usado por ambos medios, aborda extinción de especies, desastres naturales, lluvias, agua potable y contaminación. En la mayoría de ellos se hallaron elementos de la cultura ambiental como: explicación y prevención. Escasamente la solución científica y tecnológica se encontró en algunos reportajes. Parte de las soluciones eran reflexivas con mensajes conservacionistas.

En los titulares (antetítulo, título y sumario) también se hallaron elementos de la cultura ambiental. El sumario sirvió para mostrar información actual y explicación. No se hallaron términos científicos, punto positivo pues de acuerdo a la teoría del Periodismo Científico no es recomendable. Algunos titulares de ambos medios, más de EN comunicaron soluciones y medidas de prevención. Tal como se muestra en el caso del reportaje “La diversidad botánica de Venezuela” publicado por EN el 19 de junio de 2000 y que en el sumario dice: “La variedad existente en las formaciones geológicas, así como la cercanía a las costas marítimas crean diferentes hábitats naturales”. Otro sumario del mismo diario, del reportaje “Plagas: invasores silenciosos”, aparecido el 10 de agosto expresa: “La falta de control sanitario ha permitido el ingreso de por los menos 19 especies de insectos en los últimos 12 años. Al entrar en un territorio en el que no existen enemigos naturales, se han convertido en plagas que ocasionan serias pérdidas económicas”. Se muestra la explicación y la consecuencia del problema ambiental.

Fotografía, caricatura, ilustración, infografía y mapas son algunos elementos visuales que también fueron estudiados. EN y EU usaron para la explicación de problemas ambientales la infografía y los mapas. EN usó más la ilustración mediante una página denominada Aula Ambiental. A través de la fotografía se dio la información actual y explicación del problema.

Las fuentes con mayor aparición fue en EN la comunidad o particulares, seguido por los institutos y gobierno, especialistas, documental, asociaciones, militar y electrónica. Esta última se usó más en el reportaje y en noticias internacionales. En EU la fuente más usada fue gobierno, seguido de comunidad o particulares, institutos, asociaciones, documental, militar y electrónica. Estas fuentes dieron más explicación y prevención al problema ambiental en EN. Las fuentes científicas o especializadas escasamente fueron consultadas para plantear soluciones prácticas a la problemática.

EN ofreció más elementos de cultura ambiental a los lectores a través de información actual, recursos literarios y explicaciones. La solución práctica y prevención son elementos que escasamente todavía no aparecen en el año 2000. EU publicó información actual, pero no usó recursos literarios para mejorar la explicación de la problemática, ni hizo énfasis en solución, prevención y explicación de términos científicos.

 

4.2 Año 2004

La “Lenteja Acuática” o Lemna Sp fue un importante problema ambiental que afectó al Lago de Maracaibo (estado Zulia). Ésta consistía en una capa vegetal que cubrió parte del ecosistema lacustre. Hay que destacar que durante este año se observó un descenso en el número de páginas de ambos diarios y la cobertura de los Juegos Olímpicos de Atenas en sus diferentes etapas ocupó un alto centimetraje.

EN de las 125 unidades de análisis 86 son noticias y el resto se distribuye en reportaje, entrevista, crónica, reseña, artículo de opinión, editorial y columna. Mientras que EU de las 107 unidades 74 corresponde al género noticia y el resto se distribuyen en reportaje, entrevista, crónica, reseña, artículo de opinión y editorial.  De nuevo EN usa más recursos literarios para explicar el problema a los lectores.

La agenda que ocupa el ambiente en los periódicos es sobre los siguientes temas: extinción, políticas ambientales, Lemna Sp (lenteja acuática), Ministerio del Ambiente, estado del tiempo, desechos, contaminación, agua potable, inundaciones, minería ilegal, conservación y defensa del ambiente, cuencas, destrucción de parques y  Protocolo de Kyoto. Al analizar esta agenda se evidencia mayor diversidad temática, aun cuando descendió el número de unidades frente al año 2000. Se aprecia la incorporación de temas y términos científicos escasamente mencionados en años previos como manejo de cuencas, políticas ambientales nacionales e internacionales. El caso de la Lemna sp que afectó al estado Zulia (problema regional) ocupó más espacio en EN.  Hay que destacar que la población venezolana comenzó a llamarla por su nombre científico, lo que tiene significado para la cultura ambiental, pues era reconocido por la colectividad.

El reportaje, el segundo género usado por ambos medios también en el 2004. En la mayoría de ellos se hallaron elementos de la cultura ambiental como: explicación y prevención. Se planteó la solución de los problemas (sustentada científicamente).

En los titulares (antetítulo, título y sumario) también se encontraron elementos de la cultura ambiental. El sumario sirvió para mostrar información actual y explicación. La recomendación de no escribir nombres científicos en los titulares se incumplió con el caso de la Lemna Sp y en este caso resultó favorable, tal como se observa en el título de EU “La lemna está bajo control” con fecha 12 de agosto. En este titular se aprecia la presencia del nombre científico que ya para la fecha es reconocido por los lectores, pues EU le dio varios nombres como: Lenteja acuática (09-05-04), Lenteja verde (12-05-04), Lenteja de agua (03-07-04). Se aprecia cronológicamente la diversidad nominal que recibió el problema ambiental.

Algunos titulares de ambos medios, más de EN comunicaron soluciones y medidas de prevención. Tal como se muestra en el caso de la noticia “Mancha pantanosa cubre 25% del Lago de Maracaibo” aparecida en EN el 11 de mayo de 2004 y que en el sumario dice: “Se trata de una capa vegetal conocida como lenteja acuática, cuyo nombre científico es Lemna sp, aunque también se le conocer como bora o eneas. Grupos y organismos ambientalistas de la región han manifestado la necesidad de tomar medidas ante el daño ecológico que sufre el principal estuario de agua dulce en el país”. En este sumario se explican términos de las ciencias ambientales.

EU publicó el 07 de agosto la siguiente noticia “Pescadores denuncian uso de urea para propagar lemna” y el sumario señala: “La urea es un fertilizante que acelera la reproducción”. Nuevamente en el caso de la Lemna sp se aprecia el esfuerzo que hizo la prensa nacional para explicar el problema a través de los géneros y titulares.

EN y EU usaron para la explicación de problemas ambientales la infografía y los mapas. Se notó un cambió en las fotoleyendas (texto ubicado en la fotografía) donde también se explicaba el problema de la Lemna Sp, sin embargo a otros problemas ambientales no se le dio este uso a la fotografía.

Las fuentes con mayor aparición no han variado significativamente desde el 2000. En EN aparece la comunidad o particulares, seguido por los institutos y gobierno, especialistas, documental, asociaciones, militar y electrónica. En EU la fuente más usada fue también comunidad o particulares, seguido de gobierno, institutos, asociaciones, documental, militar y electrónica. Estas fuentes dieron más explicación y prevención al problema ambiental en EN, pero escasamente plantearon soluciones prácticas e inmediatas. Se aprecia el incremento de la fuente electrónica (informes, sitios web, periódicos) para el contraste informativo.

Al igual que en el 2000, EN muestra más elementos de la cultura ambiental a través de información actual, recursos literarios y explicaciones. La solución práctica y prevención son elementos parecieran seguir rezagados en los géneros periodísticos de temas ambientales. EU publicó información actual, ha mejorado el uso de recursos literarios para las explicaciones de la problemática. Se nota una mejoría en escribir solución, prevención y explicación de términos científicos.

volver arriba

5. Conclusiones

Los periódicos venezolanos han mejorado sus agendas en cuanto al tema ambiental. Si bien es cierto que durante los dos años estudiados se notó un descenso en el número de unidades, se aprecia una mejoría en la explicación del problema y términos científicos, el lenguaje y los elementos de prevención y soluciones prácticas al problema ambiental. Los titulares y la información visual han servido para transmitir estos elementos. Las fuentes consultadas muchas veces no son las más adecuadas para la temática ambiental, por eso se recomienda incorporar más especialistas en Ciencias Ambientales. Se concluye que los medios venezolanos están incrementando el número de informaciones ambientales con los elementos que podrían ayudar a la cultura ambiental.

De acuerdo a la Teoría de la Información Ambiental, la aparición de esta información que busque la preservación de las especies, mitigación de impactos ambientales, explicaciones sobre disposiciones de los desechos y prevención de desastres naturales indican la posibilidad de coadyuvar a la cultura ambiental de los ciudadanos.

volver arriba

6. Agradecimiento

Los resultados de este estudio se dieron en el marco del proyecto “PERIODISMO AMBIENTAL EN VENEZUELA: SITUACIÓN ACTUAL Y TENDENCIAS”, por lo que la autora desea agradecer al Consejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (CDCHT) de la Universidad de Los Andes por el financiamiento obtenido para dicho proyecto bajo el código NUTA-H-207-05-09-C.

volver arriba

7. Referencias Bibliográficas

  1. Alcoceba, Hernando (2004). El tratamiento de la información ambiental: los retos del periodismo ecológico. Chasqui ( 84).
  2. Bachetta, Víctor (2000). Ciudadanía planetaria: temas y desafíos del periodismo ambiental. Montevideo: Federación Internacional de Periodistas Ambientales.
  3. Bachetta, Víctor (2002). Perfil del periodista ambiental. Sala de Prensa, 2 (42). Disponible en http://www.saladeprensa.org/art340.htm (24/02/08).
  4. Belandria Isleny y Osorio Gladys (2008). “Periodismo Ambiental. Apuntes teórico-metodológicos”. Memoria de grado para optar al título de Licenciadas en Comunicación Social. Universidad de Los Andes-Táchira. Venezuela.
  5. Fernández, Rogelio (2003). En torno al debate sobre la definición del Periodismo Ambiental. Revista Ámbitos, (9-10). Disponible en: http://www.grupo.us.es/grehcco/ambitos09-10/rogelio.pdf (14/10/08).
  6. Ferrer, Argelia (2003). Periodismo Científico y Desarrollo. Una mirada desde América Latina. Mérida: Ediciones del Rectorado. Universidad de Los Andes.
  7. Hernández R., Fernández, C. y Baptista, P. (2003). Metodología de la investigación. México DF.: Mac Graw Hill.
  8. Mata, Alejandrina (2004): “Transformación de la cultura ambiental mediante la docencia universitaria”. Revista Biocenosis. Volumen 18. 129-134 PP.
  9. Pabón, Daniel (2009). “Vaguada de Vargas. Una mirada desde la información científica”.  Memoria de grado para optar al título de Licenciado en Comunicación Social. Universidad de Los Andes. Venezuela.
  10. Rekondo J. (2002). Información ambiental: ¿necesidad de una especialización? En torno al periodismo científico. Madrid: Mediatika.
  11. Roselló Tamara y Del Toro Marielys (2005). Con voz propia perspectiva comunitaria en busca de la cultura ambiental. Futuros. Revista trimestral Latinoamericana  y Caribeña de Desarrollo Sustentable, 3 (12). Disponible en http://www.revistafuturos.info/futuros_12/cultura_amb.htm (14/04/09).
  12. Roque, Martha (2003). “Una concepción educativa para el desarrollo de la cultura ambiental”. Ponencia presentada durante el IV Congreso Iberoamericano de educación ambiental. La Habana, Cuba, 2-6 de junio de 2003.
  13. Solano, D. (2001). Comunicación y generación de conciencia ambiental. Tópicos de educación ambiental, 3 (7), 52-57. Disponible en http://www.anea.org.mex/Topicos/T%207/Paginas%2052%/20-%2057.pdf. (23-04-07)

 

 

volver arriba

 





Licencia Creative Commons
Este trabajo está licenciado bajo una Licencia Internacional Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0.

Universidad del Rosario / Universidad de Los Andes / Universidad Complutense de Madrid - 2016

Licencia Creative Commons
Todos los documentos publicados en esta revista se distribuyen bajo una 
Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Venezuela.