DOI: http://dx.doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/disertaciones/a.3871

La tecnociencia, un enfoque cultural en el Siglo XXI: Retos y oportunidades

Descargar Artículo
Rosa María Ortiz Hernández, Agustín Ramón Uribe Ramírez, Juan Gabriel Segovia Hernández

Resumen


La sociedad del siglo XXI se encuentra inmersa en procesos de cambios económicos, políticos, sociales, científicos y tecnológicos. Existen nuevas formas de pensar, de producir y de relacionarse. Hoy se habla de una “cultura tecno-científica”, se acepta el lenguaje de la ciencia, sus procesos de producción y sus métodos. Es dentro de estos lineamientos, que resulta imprescindible la formación de ciudadanos científica y tecnológicamente alfabetizados (Fourez, 1997), para que puedan alcanzar una cultura científica básica, capaz de posibilitar su inserción en la sociedad del conocimiento.

Este es el motivo de fondo por el que, en los últimos tiempos, y desde perspectivas diferentes, científicos sensibles y humanistas comprometidos están dando tanta importancia a la indagación de lo que podría ser una tercera cultura.

Sin cultura científica no hay posibilidad de intervención razonable en el debate público actual sobre la mayoría de las cuestiones que de verdad importan a la comunidad de la que formamos parte. Esto se debe a que, como se ha dicho tantas veces, la ciencia es ya parte sustancial de nuestras vidas. Un importante número de las discusiones públicas, ético-políticas o ético-jurídicas, ahora relevantes, suponen y requieren cierto conocimiento del estado del arte de una o de varias ciencias naturales.


Palabras clave


Sociedad; Cultura; Tecnociencia; Revolución Científica.

Texto completo:

PDF

Estadísticas de Uso:

Descargas
Año20152016
Total10192



Referencias


Alegría R. (2002). Consejo de Ciencia y Tecnología del Salvador. En

http://www.slideshare.net/LoMaRo/020220-ctcomosistemasculturales. (30-05-2011).

Biegler, L.T., Grossmann I.E. (2004). Retrospective on optimization, Computers &

Chemical Engineering.Volume 28, Issue 8. 1169-1192 p.

Bribiesca, L., Robles J. (2005). En busca de la Piedra Filosofal: O ¿debería todo químico

moderno saber algo de alquimia? Parte II: Historia de la alquimia como búsqueda de

conocimiento y práctica Educación Química. 114-122 p.

Das, S., Kataria Vk. (2010). Bioterrorism: A public health perspective. Original Research

Article Medical Journal Armed Forces India, Volume 66, Issue 3. 255-260 p.

Fantazzini, D., Höök, M., Angelantoni, A. (2011). Global oil risks in the early 21st century

Energy Policy.Volume 39, Issue 12, 7865-7873 p.

Gómez M., B. (1998). Tecnología informática en la clase de física. Informática educativa.

UNIANDES- LIDIE. Vol 11, No. 2 261-268 p.

Hatziavramidis, D.T. (2011). New Paradigms in Chemical Engineering: Health, Climate

Change and Energy, and Product Design.Ind. Eng. Chem. Res., 473–481 p.

Lederman, L. (1984). The Value of Fundamental Science.Scientific American, 251 40-47

p.

Meng, Q.Y. Bentley R.W. (2008). Global oil peaking: Responding to the case for ‘abundant

supplies of oils energy. Volume 33, Issue 8. 1179-1184 p.

Ottino, J. M. (2011). Chemical engineering in a complex world: Grand challenges, vast

opportunities. AIChE J, 2011, 57, 7. 1654–1668 p.

Radosavljević, V., Jakovljević B. (2007).Bioterrorism—Types of epidemics, new

epidemiological paradigm and levels of prevention. Original Research Article Public

Health,

Westerberg, A. W., Subrahmanian E. (2000). Product design Computers & Chemical

Engineering. Volume 24, Issues 2–7. 959-966 p.






Licencia Creative Commons
Este trabajo está licenciado bajo una Licencia Internacional Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0.