Las opiniones separadas y su repercusión sobre la independencia del juez internacional

Descargar Artículo
Jiří Malenovský

Resumen


Diferentes puntos de vista para determinar el alcance del secreto de las deliberaciones en varios tribunales internacionales han conllevado a que algunos jueces tienen el derecho de presentar opiniones separadas; mientras que otros no lo tienen. Teniendo en cuenta el rol y la misión de la jurisdicción internacional, los jueces deberían tener el derecho de presentar dichas opiniones separadas, tal y como sucede con los jueces del common law y con un amplio número de los jueces constitucionales.

 

Sin embargo, estas analogías solo jugaron un rol marginal en los trabajos preparatorios del Estatuto de la Corte Permanente de Justicia Internacional en 1920. Además, no les parecía políticamente correcto, a los Estados, que una opinión jurídica de un juez internacional, que los personifique a ellos o a su poder soberano, fuera condenado al anonimato en virtud del principio del secreto de las deliberaciones, como consecuencia de un "tecnicismo" consistente en que dicha opinión haya sido derrotada por la mayoría en el momento de votar el proyecto de la sentencia.

 

Hay reglas de derecho internacional público general que le garantizan un poder autónomo al poder judicial internacional. De acuerdo con las reglas de procedimiento de los tribunales internacionales, es claro que los jueces tienen el derecho de pronunciarse mediante una opinión separada, aun cuando este derecho no se encuentra tipificado de forma expresa en el Estatuto o en el tratado constitutivo de dicha entidad. Esta regla se presume a menos que se deduzca de la voluntad de los Estados parte lo contrario.

 

El derecho relativo a las opiniones separadas puede ser analizado bajo la perspectiva de los jueces teniendo en cuenta el derecho que tienen a la libertad de expresión. De acuerdo con esta libertad, un juez internacional puede tener la libertad para demostrar, de forma sistemática, mediante opiniones separadas, las debilidades argumentativas de la mayoría. Evitando, obviamente, un estilo que sea ofensivo hacia sus colegas. Esta forma de expresarse es considerada inofensiva hacia la autoridad judicial.

 

Los efectos positivos por la ausencia, o de la prohibición, de las opiniones separadas, si las hay, con relación a la independencia de los jueces internacionales no son fáciles de determinar; sin embargo, este tipo de medidas que restringen la libertad de expresión de los jueces no son lo suficientemente efectivas ni proporcionales para legitimar su objetivo. Hay herramientas más efectivas y menos restrictivas que conllevan al mismo resultado (por ejemplo, un mandato no renovable de los jueces internacionales). 


Palabras clave


Opiniones separadas, (derecho a la) libertad de expresión, secreto de las deliberaciones, autoridad e independencia del poder judicial internacional, independencia del juez internacional

Texto completo:

PDF

Estadísticas de Uso:

Descargas
Año201420152016
Total302202149